miércoles, 2 de diciembre de 2015

Información sobre el VIH


Con motivo del día internacional en la lucha contra el VIH (1 de Diciembre) realizamos esta entrada de blog con información real sobre este virus.

Alrededor de 35 millones de personas viven con VIH en todo el mundo en la actualidad, de los cuales, 19 millones desconocen que tienen el virus.

Diferencias entre el VIH y SIDA
  • ¿Qué es el VIH?: Es un virus de inmunodeficiencia humana, un lentivirus que tiene un periodo de incubación de hasta diez años, parasita las células de nuestro sistema inmunológico para reproducirse y sobrevivir, por ello, nuestras células inmune dejan de cumplir su función. No todas las personas con VIH van a tener SIDA, siempre y cuando tengan un tratamiento antirretroviral de gran actividad que no curan pero disminuyen el número de copias de virus y aumenta las defensas, por lo que no es sinónimo de muerte. 
  • ¿Qué es el SIDA?: Conjunto de enfermedades, signos y síntomas característicos que aparecen cuando una persona tiene su sistema inmunológico muy debilitado a causa del VIH. Apareciendo a su vez enfermedades “oportunistas” como neumonía, tuberculosis…etc.


Fases de la infección por VIH
  • Fase inicial: dura de 8 a 12 semanas aproximadamente después del contagio, en esta fase, si se realiza una prueba analítica no se detecta ya que las defensas no están del todo afectadas (periodo ventana). Hay capacidad de infectar a otros y puede aparecer fiebre.
  • Fase crónica: dura de 1 a 20 años aproximadamente, se caracteriza por ser un periodo asintomático, no hay síntomas externos, las defensas bajan poco a poco y es cuando se comienza el tratamiento para evitar que avance y se convierta en la fase final que es el SIDA.
  • Fase final: la duración en esta fase depende de la persona, las defensas están muy dañadas y esto lleva a infecciones oportunistas y a algunos cánceres.



Tipos de transmisión:
  • Sanguínea: se produce al compartir objetos que entran en contacto directo con la sangre (jeringuillas, cuchillas, cepillos de dientes, etc.)
  • Sexual: semen y fluidos vaginales, en las relaciones sexuales se producen microheridas donde el virus puede infectar a la otra persona, las prácticas con más riesgo son la penetración anal y vaginal. Hay que utilizar siempre preservativo y evitar la eyaculación en la boca. Las caricias, besos, masajes y masturbación no conllevan riesgo.
  • Vertical: infección de madre a hijo, mediante el embarazo, el parto o la lactancia, para prevenir esto lo mejor es realizar un tratamiento adecuado durante el embarazo, parto por cesárea, no dar leche materna y dar un tratamiento antirretroviral al bebé durante 4-6 semanas.


Tratamiento médico:
  • Aumentar la esperanza y calidad de vida
  • Evitar la progresión de la enfermedad (reducir la actividad del virus y limitar el desarrollo de resistencias)
  • Devolver el sistema inmune a su estado normal y mantenerlo, evitando otras posibles infecciones y reducir el riesgo de transmisión


Tratamiento psicológico:
  • Mejorar la calidad de vida
  • Mejorar la adherencia al tratamiento médico ya que existen efectos secundarios
  • Mejorar los hábitos de salud
  • Mejorar el estado emocional para mejorar el sistema inmune
  • Reducir el impacto del estigma social en el enfermo
  • Solución de problemas
  • Reducir el impacto emocional tras el diagnóstico, ya que existe un shock inicial, pensamientos de incertidumbre, sentimiento de culpa, pérdida, impotencia, rabia, frustración, crisis personal, familiar, etc.


El estigma social que sufren las personas con VIH

Este estigma hace que la persona sea incluida en una categoría social hacia cuyos miembros se genera una respuesta culturalmente inaceptable, considerándoles personas rechazadas.

  • Hay estudios que evidencian que más del 30% de la población se sentiría incómoda si alguno de sus compañeros de trabajo tuviera VIH
  • Un 20% piensa que la ley debería obligar a que los infectados estuvieran separados del resto en algunos lugares
  • El 18% piensa que los nombres de las personas con VIH deberían hacerse públicos para quienes los quieran evitar
  • Un 40% no contrataría a una persona con VIH

Este estigma es sumamente negativo tanto para las personas que se han infectado y lo saben, como la personas que se han infectado y todavía no lo saben ya que retrasan realizarse la prueba debido al miedo a ser rechazados, creando así un peligro para ellos mismos (la enfermedad avanza rápidamente si no tiene un tratamiento) y para otras personas, las cuales pueden ser infectadas si el portador lo desconoce.


Muchas personas piensan que se lo han buscado, pensar así es mantenerse alejado, es una forma de evitar sentirse culpable o amenazado, pero la realidad es otra, todas las personas hemos corrido alguna vez un riesgo a ser infectados por este virus, si muchos de nosotros no presentamos VIH es por suerte. Por lo que todo el mundo debería hacerse una prueba ya que las conductas de riesgo han estado presentes en algún momento de nuestra vida. 

Piensa y ponte en el lugar de esa persona, esa persona podrías ser tú. No juzgues, no rechaces y no aísles a nadie por la razón que sea, son personas como tú, que no han tenido la suerte que quizá tú has tenido.

Hazte la prueba

No hay comentarios:

Publicar un comentario